sábado, 20 de junio de 2009

Negro.

Todo fue rapido. Una llamada telefónica. Malas noticias. Pasar por ese pasillo una y otra vez. No dormir por toda una noche. Ver a todos melancólicos. Tardé unas horas en que me cayera el veinte y aceptar lo que pasó. Al fin descanzó. Todo fue rapido, cosa de unos minutos. Ella dijo que tenía sueño. Fue un infarto. Te extrañaré mucho abuela.

3 comentarios:

Cocodrilo dijo...

Te comprendo Héctor, espero este ciclo sea algo que pase sin mucho dolor, al contrario, yo te comprendo, mi abue igual se fue hace 2 años, y fue igual, un infarto.

Estoy contigo (no físicamente).

Saludos.

Sea Legs dijo...

mi amor
lo siento mucho
perdoname por no estar contigo
sabes que te amo y puedes hablar conmigo siempre
besos

Jaimie dijo...

tal ves no lo entiendas, pero creeme que quisiera estar en tu lugar. Mi abuela se golpeo la cabeza y esta cuadraplegica, postrada en una cama, ya no es ella, no sabe ni con quin habla, es mas no puede hablar bien.
Yo desearia que ya no sufriera y se muriera rapido, tu abuela tuvo suerte.
Ella descansa, no sufre.
Asi es esto, lo siento pero la vida sigue! es natural : )